Al elenco principal; formado por Peter, Mary Jane, tía May y Mayday; se sumaron Felicia Hardy (Gata Negra), Norman Osborn (Duende Verde) y el Simbionte (Veneno). ¿Por qué estos tres personajes?

– Felicia: por la amistad que le une a Peter, siendo el único apoyo de la familia Parker en un momento tan delicado, y por el pasado que Felicia y Peter compartieron como pareja. Hecho que ha creado diversos conflictos entre Felicia y Mary Jane… Conflictos aun sin resolver. El único autor que “profundizó” en ello fue Mark Millar en Venenoso Pt.1 (Marvel Knights SpiderMan #5: Venomous Pt.1, 2004) con un resultado final bastante insatisfactorio. Por tanto me vi empujado a intentar resolver, de una vez por todas, la tensión reinante entre las dos.

– Norman Osborn: fue el responsable directo de la desaparición de Mayday además de ser el enemigo por excelencia de Spider-Man. Sí o sí debía aparecer en la historia. Ahora bien, ¿hasta dónde llegaría su rol? Encontrarle sentido a su intervención, especialmente en lo relacionado al regreso de Mayday fue muy complicado, es decir, ¿qué motivó a Norman para secuestrar a la pequeña años atrás? Es algo que realmente nunca han respondido y a lo que debía encontrar una solución lo más creíble posible…  Luego recordé que Norman está loco y por tanto cualquier motivo, por rocambolesco que fuese, tendría su “lógica”.

– El simbionte: ¿por qué digo simbionte y no Veneno? Porque, supuestamente, Veneno es la fusión del simbionte con un huésped. La editorial y los propios lectores hemos decidido extrapolar el nombre de Veneno a la forma original del simbionte, que a su vez es un ser completamente diferente al que conocimos en sus orígenes. Lo cual me llevó a pensar que salvo en el cómic Hasta que la muerte nos separe (Web of Spider-Man #1: Til Death Do Us Part, 1985) escrito por Louise Simonson y en la miniserie El Hambre (The Spectacular Spider-Man vol2. #1 – #5: The Hungry, 2003) escrita por Paul Jenkins, apenas se había hablado del simbionte y su capacidad para aprender y asimilar sentimientos humanos como son el amor, el odio, el miedo, la alegría, la envidia, etcétera, desembocando el protagonismo, casi siempre, en su lado sádico y asesino así como en el huésped humano, ya fuera este Eddie Brock, Angelo Fortunato o “Max”Gargan. De esta manera vino a mi mente algo novedoso que, al menos yo, no recuerdo haber visto antes en este personaje (un tal Dan Slott se me “adelantaría” con TAS#700 utilizando un recurso parecido al que tenía en mente, con la diferencia de que él usó al Dr. Octopus).

Sumadas estas tres nuevas incorporaciones, realicé un perfil de cada uno/a de los personajes para comprender sus motivaciones teniendo en mente que cada uno tendría SU MOMENTO, poniéndolos en una situación nunca antes vista, al menos que yo conociese o recordase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s